Noticias Diario Debate

Digital / Noticiero / Entrevistas / TV

Editorial

¡Cuidemos el Agua!

Estamos ante una crisis que, si o si tenemos que poner de nuestra parte en tomar conciencia en el uso que le estamos dando al elemento más vital que existe que es el agua.

A nivel mundial las reservas de agua potable cada día están escaseando esto derivado del crecimiento de la población y la sobrepoblación de algunas ciudades.

Con el tiempo tener acceso al vital líquido será más difícil, inclusive pudiera llegar a suscitar una pelea política, social, económica ó bélica por parte de las naciones del mundo para hacer llegar este elemento a sus habitantes.

Y que si somos lo suficientemente sinceros sabemos que la desigualdad y el reparto imparcial del agua, siendo vital para nuestra supervivencia física, como la de muchos de nuestros alimentos vegetales y animales dependen del agua. ¿Cree usted que nuestros gobiernos repartirán equitativamente el líquido? O se dejará ver el beneficio de una minoría que tiene una facilidad económica que le permitirá acaparar industriales cantidades, dejando con menos que residuos al resto de la población.

Este asunto es para pensar con seria relevancia; cientos de incógnitas que quedan en aire pero la más importante es: ¿Qué estoy haciendo yo para cuidar el agua? ¿Cuántas veces he llegado de trabajar y encuentro el patio inundado? ¿Tengo fugas “insignificantes” en el interior de mi domicilio?

La zona conurbada (Tampico, Madero y Altamira) no está exenta de esta crisis toda vez que las principales fuente de agua dulce que están conformadas por los ríos Pánuco y Tamesí, así como las lagunas de Chairel, Carpintero y Champayan están bajando su nivel a un ritmo alarmante.

Como única explicación es el desperdicio y uso desmedido, así como también la deficiente red pluvial que día con día a lo largo y ancho de la zona conurbada se presentan nuevas fugas, siendo para el órgano responsable de atender estas eventualidades casi imposibles de dar atención a todos los reportes que surgen y seguirán aconteciendo.

Como otro factor tenemos la contaminación de drenes, canales, lagunas, ríos y arroyos. Y es que es indignante como personas adultas frente a sus propios hijos tiran basura a cuerpos lacustres dando así el mal ejemplo que estas nuevas generaciones llevarán a la práctica y será para ellos algo de lo más común.

Cuidemos el agua, inculquemos buenos hábitos. El agua es de todos.

¡Compartir es demostrar interés!

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *