Noticias Diario Debate

Digital / Noticiero / Entrevistas / TV

Altamira Recientes

ALTAMIRA, “POR UNA NUEVA HISTORIA”: ARMANDO

Hipódromo Político | por Carlos G. Cortés García

A lo largo de los últimos meses, el alcalde de Altamira, Armando Martínez Manríquez, y su equipo, han trabajado bajo directrices muy precisas, construyendo el andamiaje de una ciudad que avanza por los caminos de la modernidad, con mejores servicios públicos y un gobierno que está empeñado en hacer las cosas bien, muy bien, en un marco de transparencia, honestidad y eficiencia.

Si bien es cierto que Tamaulipas tiene todo para ser una potente entidad en nuestro México, también es cierto que muchos de los 43 municipios de Tamaulipas, tienen administraciones municipales que tienen la capacidad suficiente y la experiencia para construir verdaderas historias de éxito, gestiones que al final del camino generen buenos resultados para la sociedad a la que deben servir y entregar buenas cuentas tras los años de trabajo y compromiso. Así hay varios municipios en Tamaulipas y no uno sólo.

¿Qué tiene Tamaulipas que no tienen otras entidades y que ello representa valores agregados a la entidad? Mucho. Tamaulipas cuenta hoy con 433 kilómetros de litoral, en donde se ubican las playas El Tesoro, en el municipio de Altamira, Miramar en Ciudad Madero y Playa Bagdad, en Matamoros, sitios que cuentan con un atractivo especial para turistas nacionales y extranjeros y que representan una fuente importante de generación de recursos económicos.

También, nuestro estado, cuenta con 18 cruces internacionales, ubicados a lo largo de los 370 kilómetros de frontera con los Estados Unidos, y que generan recursos millonarios para el estado, ante el intenso cruce de vehículos de carga.

Le doy otro dato que, dependiendo del cristal con el que se mira, puede ser positivo o no. Y es que según un informe de la Organización Internacional para las Migraciones –que retomó datos de la Encuesta sobre Migración en la Frontera Sur de México–, la mayoría de los pasos migratorios en 2019, entre México y los Estados Unidos, se llevaron a cabo por ciudades ubicadas en el extremo noreste de México, particularmente por Reynosa, Matamoros y Nuevo Laredo, en Tamaulipas.

El reporte del organismo internacional indica que, en el año señalado, el 49 por ciento del flujo de guatemaltecos cruzó a Estados Unidos por estas ciudades; al igual que 54 por ciento de los hondureños y 76 por ciento de los salvadoreños. Estos son solamente datos, fríos, muy fríos, pero la diferencia entre ver las cifras y entenderlas es abismal. Y entre entenderlas y aprovecharlas en beneficio de la gente, es mucho más.

Le comento que hay un alcalde que llegó a un ayuntamiento de Tamaulipas a construir una nueva historia para su municipio y la gente, aprovechando las ventajas competitivas de la tierra que le tocó gobernar y en donde, a pesar de la crisis y los imponderables nacionales e internacionales, está haciendo cosas, muchas cosas, y haciéndolas bien.

Me refiero al presidente municipal de Altamira, Armando Martínez Manríquez, quien llegó a la presidencia municipal con muchas expectativas y hasta el momento está haciendo su chamba y la está haciendo bien. Y así lo ve el ciudadano.

Recién, el munícipe del puerto industrial de Altamira, Armando Martínez Manríquez, rindió el segundo y tercer informe trimestral de la actual administración municipal, en un esquema que ha venido construyendo donde la transparencia y la rendición de cuentas se está convirtiendo en cosa de todos los días, en asunto público y en donde cualquier ciudadano interesado se puede meter a investigar el avance del municipio y conocer cómo, cuándo y dónde se aplican los recursos públicos de los ciudadanos, sin truco, sin trampa.

El alcalde, quien cuenta con una maestría y está en vías de titularse como Doctor en Administración Pública por la Universidad Autónoma de Tamaulipas, es un convencido de la transparencia, y siempre, en donde ha estado, ha manejado la tesis de que cuando el municipio opera con finanzas sanas, sin deudas, con un manejo eficiente de los recursos humanos y financieros, es un municipio que ofrecerá más programas y acciones a favor de las y los ciudadanos. Y ahí, bajo esa política pública, es como se mantienen las finanzas del municipio de Altamira, sanas, transparentes.

Y lo que se diga sobre transparencia podría ser una verdad de perogrullo, demagogia, pero en el caso de Altamira, los hechos dicen más que las palabras. Y es que, en materia de transparencia, al día de hoy el municipio ha cumplido con las obligaciones estipuladas por la ley, y ha dado respuesta al 100% a las solicitudes de información recibidas en la plataforma del Sistema Nacional de Transparencia. El 100 por ciento, lo que significa que todas las solicitudes de información han sido respondidas, lo que, evidentemente, representa un logro de la presente administración.

A lo largo de estos meses de administración, el alcalde Armando Martínez Manríquez y su equipo de trabajo, han desarrollado un arduo trabajo que gira en tres ejes fundamentales: gobierno con justicia social, bienestar para todos, y economía para la prosperidad. Y sobre esta plataforma ideológica-política, el gobierno del presidente municipal de Altamira, está dando buenos resultados, muy buenos resultados.

Armando Martínez Manríquez sabe que solos es imposible alcanzar logros. Pero, además, resulta que el alcalde es un hombre que sabe trabajar en equipo para lograr llegar a las metas que propuso a los ciudadanos de Altamira durante la campaña electoral. Y con base en este principio, Martínez Manríquez trabaja en estrecha coordinación con los gobiernos estatal y federal, con quienes ha establecido una sinergia responsable e interesante, ello, con el firme propósito de transformar Altamira.

Para lograrlo, se han destinado en los primeros meses de la actual administración, recursos públicos sin precedentes en el rubro de obra pública, que ha venido beneficiando a diferentes sectores del municipio. ¿Cuántos son recursos sin precedentes? Pues algo así como 351 millones 265 mil 677 pesos con 23 centavos, que se han destinado a obras públicas. Con esa precisión lo afirma el presidente y con esa transparencia se confirma.

En Altamira, el Gobierno de Armando Martínez Manríquez, ha trabajado lo mismo en obra pública que en agua potable, educación, desarrollo social, cultura e infraestructura deportiva, asistencia social, desarrollo económico y turismo. Todos estos rubros han generado importantísimas acciones en beneficio de los altamirenses, como una exitosa filarmónica que en sus ejecuciones denota que los instrumentos de viento, percusión y cuerdas, se coordinan puntualmente para ejecutar sus interpretaciones bajo la batuta de un director, que sabe lo que quiere que escuche el respetable.

Mención especial merece el trabajo que se ha desempeñado el DIF Altamira, a cargo de la señora Rosa Irma Luque de Martínez, quien está empeñada en construir acciones, muchas y cotidianas, a favor de la comunidad más vulnerable del municipio. Así lo ha venido señalando, pero no con palabras sino con hechos, con tareas, con acciones y con beneficios que hoy están a la vista de la sociedad, toda, de Altamira.

Al término de la lectura del Informe, el presidente municipal de Altamira, Armando Martínez Manríquez, aseguró que “sabemos que nosotros, si podemos mirar de frente al ciudadano. A cada uno de ustedes les digo, vamos juntos por un futuro, de progreso y bienestar; vamos juntos a construir la nueva historia de Altamira”. En eso está empeñado el alcalde y por esa ruta está caminando.

PD. 1. La tarde de este viernes dejó de existir, en el Hospital General de Ciudad Victoria, Cynthia, la hija del compañero periodista asesinado, Tony de la Cruz, una joven de 23 años de edad. Una perdida muy lamentable tras otra perdida, que lastimo a una familia y a una sociedad que hoy exige justicia. Descansen en paz Tony y su hija Cynthia. Y que la familia logre la fuerza necesaria para superar esta tragedia. Descansen en paz.

PD. 2. Este viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador, inauguró la primera etapa de la Refinería de Dos Bocas, en Tabasco, obra que, junto con el Aeropuerto “Felipe Ángeles” y el Tren Maya son los grandes proyectos del sexenio. Lo interesante será conocer cuándo empezarán a salir de las entrañas de esta planta, los litros y litros de combustible para abastecer el mercado nacional. Y también, habrá que esperar cuando bajará el precio del combustible, como lo ofreció en campaña el primer mandatario. El tiempo se le viene encima y hoy está a poco más de dos años de terminar su gestión.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en Twitter @MXCarlosCortes.

¡Compartir es demostrar interés!

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.