Recorta el FMI el Pronóstico de Crecimiento para México a 2.1%

Washington, D.C.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo su previsión de crecimiento para México de 2.5 a 2.1 por ciento para este año, como resultado de la debilidad del sector exportador y el decepcionante desempeño de Estados Unidos, su primer socio comercial, factores que serán causantes de un crecimiento para el país más lento del previsto en julio, sostuvo.
Para la economía de América Latina y el Caribe anticipó una recesión mayor a la esperada, con una contracción de 0.6 por ciento, dos décimas más aguda de lo que calculó en julio, mientras para la economía global mantuvo una previsión de crecimiento de 3.1 por ciento. El crecimiento económico mundial sigue siendo débil, aseveró el economista del FMI Maurice Obstfeld.
En su reporte Proyecciones económicas mundiales, el FMI explicó que el escaso crecimiento en México se debe al débil desempeño de las exportaciones durante la primera mitad de este año. El sector manufacturero en Estados Unidos se ha desempeñado por debajo de otros sectores de la economía, y eso también ha tenido una relación directa en la perspectiva de México, indicó en rueda de prensa Oya Celasun, investigadora del FMI.
Pero el Fondo espera que la economía mexicana se acelere a 2.3 por ciento en 2017, a medida que el sector externo se recupere, y prevé lograr tasas de 2.9 por ciento una vez que las reformas empiecen a tomar forma.
En mayo pasado el directorio ejecutivo del FMI aprobó un incremento de la línea de crédito flexible (LCF) para México por 88 mil millones de dólares, respecto a los 67 mil millones anteriores. El fondo señaló que las autoridades mexicanas manifestaron su intención de asignar al acuerdo un carácter precautorio.
Para Estados Unidos, la mayor economía mundial, el FMI también redujo su pronóstico de crecimiento de 2.2 por ciento en julio a 1.6, al advertir que el descontento político está frenando el crecimiento mundial.
La economía estadunidense creció 2.6 por ciento en 2015. Desde finales del año pasado ha avanzado a paso lento, a raíz de las débiles inversiones empresariales. Ese factor, según la entidad financiera, se debe a recortes en el sector energético, la fortaleza del dólar, que deprime las exportaciones, y la incertidumbre en torno a las elecciones presidenciales de noviembre.
El FMI indicó que la debilidad en Estados Unidos está siendo contrarrestada por el panorama más prometedor entre los países en desarrollo. Para China, la segunda economía mundial, mantuvo sin cambio su pronóstico en 6.6 por ciento. Los precios de las materias primas se han estabilizado, tras la caída pronunciada del año pasado, que afectó a los países exportadores de bienes como hierro y cobre.
Para América Latina y el Caribe el FMI redujo por segunda vez en el año su proyección y pronosticó una contracción de 0.6 por ciento durante 2016, en una zona arrastrada por el rezago en Brasil, la mayor economía de la región, que según el reporte se contraerá 3.3 por ciento este año, y la crisis en Venezuela, el mayor productor de petróleo en la zona, para el que prevé una caída de 10 por ciento en 2016.
La nueva cifra representa un ajuste a la baja de 0.1 por ciento respecto de su pronóstico de abril y de 0.3 por ciento con relación a su pronóstico de enero. El segundo año consecutivo de crecimiento negativo deja a la región muy por debajo de 3.1 por ciento de expansión previsto para la economía mundial para 2016. Sin embargo, el FMI espera que América Latina y el Caribe crezcan el próximo año a una tasa de 1.6 por ciento, un aumento de 0.1 por ciento respecto del pronóstico de abril.

¡Compartir es demostrar interés!

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Designed by: Themes Gallery | Thanks to Free Premium WordPress Themes, Free WP Themes and