Tamaulipas y Veracruz Diario Debate

Digital / Noticiero / Entrevistas / TV

Otras

– AMLO: Engañar con la Verdad; – La consulta para el NAIM; – La decisión crónica de un resultado anunciado; – Se cancela el aeropuerto que sería la obra faraónica de EPN

Por : José Oscar Valdés Ramírez

El aeropuerto de Santa Lucía es resultado de la división en la que nos encontramos después de las elecciones, urge unificar al país, esta consulta demuestra que existe un abismo para unificar el país, el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) nace porque revisarlo fue una propuesta de campaña de Andrés Manuel López Obrador; y en una muestra de poder y de la Cuarta Transformación fue convocar a una consulta nacional y decidir entre dos opciones.
Este proyecto se realiza desde el año 2015 en el lecho de lo que fue el lago de Texcoco, la opción es seguir el proyecto o suspenderlo y en su lugar construir dos pistas adicionales en la base militar de Santa Lucía a 47,3 kilómetros de la Ciudad de México, en ambos casos el aeropuerto actual seguirá en operaciones.
A nivel internacional han manifestado que la cancelación del NAIM costaría 100 mil millones de pesos -5 mil 300 millones de dólares-.
López Obrador declaró en una conferencia: “Lo puedo resumir con las palabras de El Quijote: llamo al pueblo de México a que nos ayuden a desfacer entuertos”, y “Que nos ayuden a resolver sobre este asunto complicado y difícil que heredamos, pero que tenemos que enfrentar de la mejor manera posible”.
Andrés Manuel logró poner en el contexto y desde el día 2 de julio maneja e impone la agenda política.
El Presidente Enrique Peña Nieto es un muerto que nadie escucha pero que sigue permitiendo que roben sus subordinados.
El Nuevo Aeropuerto Internacional de México es la obra pública más grande de Peña, el costo inicial superior a 169 mil millones de pesos -unos 9 mil millones de dólares en la cotización actual-, lo cuestionado es que se denunciaron irregularidades en la asignación de algunos contratos.
Cancelar la obra fue una de las ofertas principales en la campaña de López Obrador, aunque tras ganar las elecciones matizó su propuesta.
En su campaña, AMLO mantuvo la idea de construir dos pistas adicionales en la base aérea militar de Santa Lucía en lugar de un nuevo aeropuerto, funcionaría de manera conjunta con la actual terminal en Ciudad de México.
Las ventajas del aeropuerto que se construye en Texcoco, es su cercanía con la capital del país y la posibilidad de crear “un gran centro de operaciones y de conexión internacional” el gobierno federal es dueño de las 5 mil hectáreas donde se realiza la obra, la cual tiene asegurado el 75% del financiamiento para concluirla -el nuevo aeropuerto llevan un retraso de cuatro años-.
En el proyecto también hay desventajas, el costo de construcción, por ejemplo, pasó de 169 mil millones de pesos a 300 mil millones actualmente (16 mil millones de dólares); el encarecimiento en el precio del dólar, pues en 2014, cuando se anunció el proyecto, costaba un promedio de 13 pesos. La cotización actual es de 19.
El Centro para el Desarrollo de Sistemas Avanzados para la Aviación de la Corporación Mitre, advierte que la operación simultánea de la base militar y el aeropuerto Benito Juárez “no es viable”.
El Centro es parte del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), el plan que presentó AMLO en su campaña es que el actual aeropuerto se destine para vuelos nacionales y la base militar para operaciones internacionales.
A esto se suma el costo de 100 mil millones de pesos por cancelar la construcción del NAIM.
La Fundación Arturo Rosenblueth -que estuvo a cargo de la consulta- informó que a las 10:30 pm del día domingo con el conteo del 98.18 % de un gran total de un millón 67 mil votantes de los cuales 310 mil 463 personas -29%- optaron por Texcoco mientras que 747 mil votantes -69.95%- se inclinaron por Santa Lucía.
En su campaña presidencial, López Obrador dijo que la obra del aeropuerto en Texcoco, que comenzó durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, sería cancelada por su alto costo y presunta corrupción en los contratos para construirlo. En las comparecencias del secretario de SCT Gerardo Ruiz Esparza en la Cámara de Diputados fue claro y contundente el rechazo al proyecto del aeropuerto.
Lo que sigue es simple lo dije en programas de radio y televisión a los que me invitaron, AMLO ya había tomado una decisión, la concesión la podrá ceder a El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), este grupo es una empresa de participación estatal mayoritaria dedicada al desarrollo, construcción, administración y operación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) desde su incorporación en 2015.
En febrero de 2017 GACM había adjudicado contratos para llevar a cabo las principales obras del proyecto, incluyendo la torre de control, el edificio terminal, las pistas 2 y 3 y los cimientos del aeropuerto. Andrés Manuel engañó con la verdad, la falta de transparencia de Enrique Peña y de sus amigos contratistas los acabo por hundir; ahora está nervioso, los pocos amigos que le quedan se le van a acabar, sin pareja, sin pueblo… sin credibilidad.
Termina como gran perdedor, no entienden al Presidente electo, ya está su plan de desarrollo presentado por MORENA, vienen cambios, en el Poder Judicial habrá cambios, en la fiscalía no habrá cambios… ni autónoma ni independiente. La independencia será como en las universidades, autonomía en su administración pero… ¡al rector lo pone el Presidente!
AMLO no tomará una decisión ahora pues no es Presidente de México, se esperará hasta el día 2 de diciembre. Será un Gobierno sin contrapesos, el contrapeso será la consulta pública, por eso el pacto con Peña se tambalea, ayer la COPARMEX, a través de su líder Gustavo de Hoyos, declaró en conferencia de prensa que Andrés Manuel los engañó, porque les ofreció una consulta apegada a la Constitución, la pregunta es: ¿dónde la oposición?
El día 2 están en panteón y van al olvido, a los empresarios les conviene más que lleguen a una negociación a que esperen que les paguen lo invertido, si esta administración no les pagaba, la que viene menos, la otra pregunta es: ¿quién autorizó a que las afores se invirtieran en el aeropuerto? La pregunta tiene respuesta, fue y es responsabilidad del aún Presidente.
AMLO tomó la decisión política -hábil, no la quiso tomar solo, sabía que la gente no lo abandonaría-, su bono sigue y lo alentó, esta consulta es como un hombre divorciado, les pide a sus hijos que le permitan andar con su nueva novia, la respuesta ya la había tomado, No al aeropuerto de la Ciudad de México y Sí a Santa Lucía, esto es una muestra de poder.
El responsable es Peña Nieto que dejó de gobernar y soltó las riendas, es un cadáver y todavía le dará y le servirá a López Obrador si en los 100 días no prenden sus propuestas ni alcanza las altas expectativas, su as de la manga será una consulta para meter al bote al Presidente y ahí sí, más de 30 millones pedirán la guillotina… se cosecha lo que siembra.
Los que pedirán su cabeza -que ya empezaron- son los del PRI y el PAN, no le van a perdonar que los destruyó… Al tiempo, 100 días para que Enrique Peña Nieto viva relax en Miami con su exnovia.

¡Compartir es demostrar interés!

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *