Noticias Diario Debate

Digital / Noticiero / Entrevistas / TV

Nacional

Se aceleran en Querétaro contagios y fallecimientos

Familiares de personas contagiadas de Covid -19 esperan afuera del hospital regional 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social en la capital de Querétaro para recibir informes. Según la Secretaría de Salud estatal, este año ha habido en promedio 23 muertes al día por coronavirus. 

Querétaro, Qro. En los 16 primeros días del año, en la entidad han muerto 382 personas por Covid-19 (un promedio de 23.8 por día), mientras en todo diciembre se registraron 471 decesos y en noviembre, 294, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud estatal.

Luego de que se han acumulado 2 mil 475 defunciones desde el pasado 29 de marzo hasta la noche del sábado, el gobierno estatal, a cargo del panista Francisco Domínguez Servién, determinó que las personas que perecieron por coronavirus podrán ser sepultadas, debido a la saturación de los crematorios.

La medida, publicada en el periódico oficial La Sombra de Arteaga el 13 de enero, es una modificación al acuerdo sobre los lineamientos para el manejo de cadáveres, difundida el primero de abril, en el que se indicaba que los fallecidos por Covid-19 sólo podrían ser incinerados en un máximo de 48 horas siguientes al deceso, con un tratamiento especial para evitar contaminación.

El acuerdo fue modificado luego de una sesión ordinaria del comité técnico para la atención del Covid-19 efectuada el 11 de enero. Se recomendó por unanimidad que, aparte del método de incineración como destino final de los cuerpos, también se permita la inhumación ante el “incremento sostenido de los contagios y fallecimientos entre la población de la entidad, situación que se espera sea continua por las próximas semanas”.

La medida también tiene el propósito de evitar la “potencial saturación de los sistemas de manejo de cadáveres, mediante estrategias de gestión administrativa para prontitud en la expedición de certificados de defunción y envío de cuerpos a su destino final”, señala el acuerdo.

Personal de salud, de servicios funerarios y cualquier otra persona tendrán prohibido realizar necropsias de cadáveres con diagnóstico confirmado de Covid-19; únicamente estará permitida la realización de biopsias del tejido pulmonar para fines de diagnóstico.

Cuando se trate de inhumación, el féretro será sellado y no podrá ser abierto; además, la sepultura tendrá que hacerse en las 48 horas siguientes al fallecimiento. Se mantiene la restricción de realizar velaciones o ritos funerarios que pongan en riesgo a las personas.

En diciembre pasado, el Instituto Mexicano del Seguro Social en la entidad dio a conocer que arrendó la caja de un tráiler para el depósito de cadáveres que no entrega de inmediato para incinerar, debido a la falta de espacios en los crematorios.

Según el gobierno federal, Querétaro se encuentra en semáforo epidemiológico rojo, pero para la administración estatal está en el “escenario tipo C”, el cual permite diversas actividades laborales, comerciales y de servicios, pero con restricciones que van desde el cierre a las 17 horas hasta la prohibición de fiestas y otras actividades de entretenimiento, como acudir a cine y bares.

Hasta la noche del sábado, en el estado sumaban 37 mil 102 casos personas que se habían contagiado de Covid-19, de los cuales 87.5 por ciento ya recibieron el alta sanitaria; en tanto, 372 se encuentran hospitalizados, 131 de ellos graves, y mil 736 se encuentran en aislamiento domiciliario por presentar síntomas leves. El sábado se reportaron 351 casos.

¡Compartir es demostrar interés!

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *