Tamaulipas y Veracruz Diario Debate

Digital / Noticiero / Entrevistas / TV

Nacional Recientes

Peña Nieto, por una “Solución Pacífica”

  • El límite es el diálogo, pero la ley no se negocia, advierte.
  • Se opone a abrogar la reforma; no es competencia del Ejecutivo, señala.
  • Las posiciones son muy encontradas, pero confía en aproximarlas.
  • En Gobernación y la SEP se construye una vía para resolver el conflicto.

El presidente Enrique Peña Nieto ubicó al diálogo con el magisterio disidente como la puerta que nos debe llevar a una solución pacífica. Rechazó de nuevo la derogación o abrogación de la reforma educativa, porque eso no está en el ámbito del Ejecutivo y sí, por el contrario, hacerla valer.
Dijo también: “Mantengo amplia confianza en lo que se viene haciendo y en el trabajo que se viene realizando para distender este escenario’’.
Para Peña Nieto, en este conflicto, el límite será siempre el diálogo. El diálogo y privilegiar el diálogo, el acuerdo, y encontrar una ruta que nos permita dejar de lado las diferencias, (aunque) quizá nunca terminen por tener un punto de encuentro, porque a lo mejor las diferencias prevalecen.
A su regreso de una gira de trabajo en San Luis Potosí, el mandatario habló en breve entrevista sobre el conflicto de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) por su rechazo a la reforma educativa.
En todos los tonos, y de manera reiterada, Peña Nieto insistió en la divisa de privilegiar el diálogo, aunque también admitió la existencia de posiciones muy encontradas y otras con diferencias muy evidentes. Sin embargo, confió en aproximar posiciones en ánimo y en aras de lograr una solución pacífica a este tema.
Tampoco quiso abundar en el tema, pues se debe dar al área responsable de la interlocución, las secretarías de Gobernación y de Educación Pública, la oportunidad de realizar su labor. En estas dependencias, indicó, se construye la vía que nos permita encontrar una solución a este tema.
Reiteró que al Ejecutivo federal no le corresponde, ni está en su ámbito, derogar o abrogar la reforma educativa, como demanda la CNTE.
Lo he señalado una y otra vez, que el tema de la ley no es negociarla, la ley es un mandato y el gobierno está, como Ejecutivo, para velar por su cumplimiento y observancia.
Cuando se preguntó a Peña Nieto si conersva la confianza en las personas a cuyo cargo está encontrar la solución al conflicto magisterial, respondió: Mantengo amplia confianza en lo que se viene haciendo y amplia confianza en el trabajo que se viene realizando para distender este escenario. Y dio por terminada la entrevista.
Mientras en el magisterio inconforme la posición de unos es la derogación o abrogación de la reforma educativa, para el mandatario federal ese tema no está en el ámbito del Ejecutivo, no le corresponde tal condición y, por el contrario, está para hacerla valer.
La ley no se negocia, es un mandato, y el gobierno debe velar por su cumplimiento y observancia, dijo también.
Mientras tanto, insistió, lo que el gobierno ha buscado es privilegiar un acuerdo, una ruta de diálogo que nos permita acercar posiciones y encontrar la fórmula para resolver y distender estos escenarios que hemos visto los últimos días.

¡Compartir es demostrar interés!

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *