Tamaulipas y Veracruz Diario Debate

Digital / Noticiero / Entrevistas / TV

Nacional

Peña Nieto Pondrá en Marcha Reconfiguración de Refinería en Tula

Con objeto de convertir combustolio pesado en gasolina, diesel y turbosina, cuyo uso genere energía eléctrica en las industrias siderúrgicas y cementeras, el presidente Enrique Peña Nieto viajará este medio día a la refinería Miguel Hidalgo, en Tula, donde habrá de poner en marcha el proyecto de reconfiguración de esas instalaciones petroleras.
Hasta la fecha, la refinería de Tula tiene capacidad de procesar 219 mil barriles de petróleo al día, que sirven a la paraestatal para abastecer de combustibles en la zona metropolitana del Valle de México, Hidalgo, Estado de México, Morelos, Puebla y Querétaro.
Precisamente en la zona de Tula, donde habría de levantarse una nueva refinería, proyectada desde el gobierno del panista Vicente Fox Quezada, y cuya barda -que es es lo único existente de esa obra- costó al erario más de dos mil millones de pesos, como lo reveló hace tres días la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en su informe de la Cuenta Pública 2016, el presidente Peña recorrerá la vieja refinería donde comenzarán los trabajos de reconfiguración con capitales público y privado, de acuerdo a la reforma energética aprobada durante el presente sexenio.
El ente fiscalizador, que depende de la Cámara de Diputados, reveló en el informe del martes pasado que la barda construida por la empresa brasileña Odebrecht tuvo un sobre precio de 806 millones de pesos, cuando originalmente se había calculado el costo en casi mil 500 millones.
En información proporcionada por la oficina de prensa de la Presidencia, se resalta que “la reforma energética transformó a Pemex de una empresa paraestatal en una empresa productiva del Estado, para fortalecer su capacidad de ejecución”. Así, se subraya, a octubre del año 2017 se han realizado siete licitaciones en el marco de dos rondas de hidrocarburos y dos licitaciones para asociaciones con Pemex, en las que se adjudicaron 72 contratos a 67 compañías de 18 países, los cuales se espera generen una inversión estimada en 60 mil 807 millones de dólares.
El proyecto de reconfiguración que pondrá en marcha Peña Nieto en la vieja refinería Miguel Hidalgo, tiene por objeto instalar una torre fraccionadora de la planta de coquización retardada. El coque es un residuo sólido del proceso de refinación del petróleo, que es un combustible que se usa para generar energía eléctrica en las industrias cementeras y siderúrgicas.
El Presidente estará acompañado del líder del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps; del director de Pemex, José Antonio González Anaya, y del gobernador de Hidalgo, Omar Fayad.

¡Compartir es demostrar interés!

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *