Noticias Diario Debate

Digital / Noticiero / Entrevistas / TV

Nacional

Mezquino, Regatear la Realización de Obras Según Origen Partidista de los Gobiernos: EPN

Puebla, Pue.-Sería una mezquindad auténtica regatear la realización de obras públicas a partir del origen partidista de los gobiernos, y quien diga lo contrario que lo pruebe, retó el presidente Enrique Peña Nieto.
Por el contrario, aseguró, la autoridad federal se ha adherido a los esfuerzos de cualquier gobierno, no importando qué origen partidario tenga, cuando tiene un proyecto o un plan constructivo, propositivo, positivo y viable para impulsar el desarrollo de las entidades o municipios.
Así y cuando desde el Gobierno de la Ciudad de México y algunos dirigentes de oposición han insistido en ubicar criterios partidistas en el diseño del Presupuesto de Egresos para 2017, Peña Nieto recalcó: la premisa del gobierno federal, que ha procurado y seguirá teniendo, es sumar esfuerzos a partir de definir objetivos compartidos, de acreditar voluntad política, de sumar recursos, para que muchas obras se lleven a cabo.
Al entregar una obra en esta entidad señaló que esto lo testimonia y lo acredita: aquí no importa cuál sea el signo político que tengan los gobiernos que trabajamos para servir a la sociedad que nos ha depositado su confianza.
Anhelo de los poblanos
En la inauguración del viaducto elevado de la capital poblana, de 15.3 kilómetros, donde se invirtieron 10 mil 500 millones de pesos (casi a partes iguales entre gasto federal y privado), el presidente Peña Nieto contó cómo asumió construir esta obra. Era, en efecto, un anhelo de los poblanos, indicó, y luego pues fue muy fácil para quienes somos candidatos, (el gobernador) me endosó la obra y yo la asumí como un compromiso. Pero no se quedó atrás.
Rafael Moreno Valle se había referido antes a la saturación de la anterior vía, del diseño de la nueva, y yo no veía cómo íbamos a poder cumplir con ese sueño de todos los poblanos, hasta que usted, el 27 de abril de 2012, como candidato a la Presidencia de la República, suscribió el compromiso número 40 para construir el viaducto elevado.
Como suele hacer cuando pone en marcha nuevas carreteras, el mandatario estuvo al frente del volante de una camioneta para recorrerla. Y en su discurso contó: “Por cierto, algunos de los que me acompañaban –venía yo manejando, venía grabando– estaban medio preocupados porque entre grabar, manejar y explicar lo que estábamos entregando, no estaba tan fácil, pero nos mantuvimos con cierta prudencia y aquí estamos”.
Esta vía disminuirá de 50 a 10 minutos el tiempo para cruzar la capital poblana; el peaje costará 36 pesos y se prevé un aforo diario de 11 mil automotores.
Una vez más, indicó Peña Nieto, como aludiera también la semana pasada, tanto este viaducto como la ampliación de la autopista México-Puebla benefician tanto a la zona metropolitana como a la Ciudad de México.
En esta ceremonia también se conmemoró el Día del Caminero. El Presidente de la República agradeció a este gremio su labor en el tendido de carreteras, autopistas y caminos rurales, para hacer de México un país mejor comunicado y competitivo.
Momentos antes, el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, había anunciado la entrega de una distinción especial por la ocasión al ex secretario de esta dependencia Daniel Díaz Díaz y al director general de la empresa ICA, Luis Zárate Rocha.
De acuerdo con Peña Nieto, el Plan Nacional de Infraestructura de este sexenio prevé construir 52 autopistas con una longitud de 3 mil kilómetros. Ya se han entregado 26 autopistas, con mil 600 kilómetros, y se han modernizado 2 mil kilómetros de las carreteras federales.

¡Compartir es demostrar interés!

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.