Tamaulipas y Veracruz Diario Debate

Digital / Noticiero / Entrevistas / TV

Nacional

En los Comicios Estará en Juego el Desarrollo del País: Peña Nieto

En las elecciones de julio próximo, lo que está en juego no es la continuidad de un gobierno, sino el desarrollo del país y el bienestar de las familias mexicanas, aseguró ayer el presidente Enrique Peña Nieto.
Al participar en la 35 asamblea general del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), que reunió a dirigentes empresariales y de partidos, legisladores, embajadores y hombres de negocios, el mandatario mantuvo la línea que ha seguido en las últimas semanas al referirse al proceso electoral en curso.
En esta ocasión aprovechó un recuento sobre lo realizado en su sexenio para señalar a los empresarios la importancia de que en el debate que se llevará a cabo en los próximos meses planteen claramente su visión sobre el futuro de la educación en México.
Retroceder en los avances de la agenda educativa implicaría hacer rehenes a los alumnos y a sus maestros, y vulnerar el futuro de la niñez y de la juventud mexicanas, agregó en el encuentro realizado en el antiguo colegio de las Vizcaínas, ubicado en el Centro Histórico de Ciudad de México.
En la reunión, donde los empresarios dieron a conocer la agenda de prioridades que presentarán a los candidatos presidenciales, Peña Nieto resaltó el diálogo constructivo que se logró con este sector de la sociedad, el cual, estimó, ha sido esencial para caminar en la ruta trazada desde 2012.
Llegar a ese nivel de interlocución no ha sido rápido y sencillo. Su evolución es reflejo de las distintas etapas de la historia económica de México, expuso al recordar que en la segunda mitad de los años 70 del siglo pasado quedó claro que el modelo de intervención estatal en las actividades empresariales había llegado a su límite. Aprendimos el costo de lo que se conoce como voluntarismo económico; aprendimos que la estabilidad macroeconómica y el crecimiento de la economía no se producen por decreto ni por la decisión de un gobernante. Para corregir el rumbo fue necesario que el Estado se retirara de la mayoría de las actividades económicas y que México se abriera paso al mundo globalizado, enfatizó.
Siguiendo la propaganda oficial difundida en días recientes, Peña Nieto insistió en que es necesario hacer bien las cuentas sobre lo alcanzado en los últimos años, para tener claridad de cuáles han sido los éxitos y dónde están las oportunidades y desafíos.
Ante los dirigentes del PRI, Enrique Ochoa; del PAN, Damián Zepeda, y de Morena, Yeidckol Polevnsky, resaltó el manejo responsable de las finanzas, la baja inflación y que la salud del sistema financiero se han mantenido. También aseguró que en cinco años el crecimiento anual promedio fue de 2.5 por ciento, casi el doble que en el mismo periodo del sexenio anterior. Se generaron el mismo número de empleos con iguales prestaciones que en las dos administraciones pasadas, y la recuperación del salario ha sido de 18 por ciento en términos reales, el mayor en más de siete sexenios.
Por lo que hace al combate a la inseguridad, el mandatario se refirió a diversos avances, como la creación de la Gendarmería Nacional, pero reconoció que los niveles de violencia son una tarea aún pendiente.
El jefe del Ejecutivo federal agregó que la agenda construida por el CCE debe ser un instrumento que permita al país seguir avanzando por la ruta de prosperidad y desarrollo que nos hemos trazado y que tanto trabajo nos ha costado durante tantas décadas.

¡Compartir es demostrar interés!

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *