Exigen al Congreso Derogar Reforma Educativa de Peña

Profesores frente a grupo, representantes del magisterio disidente y funcionarios exigieron al Congreso federal, derogue la reforma educativa porque hubo retroceso y acciones punitivas contra los maestros imponiéndose el “gerencialismo educativo”. En la primera jornada de las consultas en la materia, con objeto de aportar elementos para la elaboración del proyecto de dictamen de reforma constitucional, promovido por el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.
Treinta ponentes –con un tiempo de 10 minutos cada uno- se presentaron en el auditorio del edificio E de San Lázaro para intervenir en la consulta convocada por las comisiones unidad de Educación y Gobernación. El rechazo a la norma aprobada en el gobierno de Enrique Peña Nieto fue unánime, promoviéndose una nueva forma de preparación y actualización docente.
Adela Piña, presidenta de la Comisión de Educación expuso que la razón de las próximas sesiones –hasta el 16 de febrero- del llamado parlamento abierto, será escuchar todas las voces y se incluirán las propuestas en los trabajados que realicen las dos comisiones unidas citadas.
En su turno, el representante de Morena, Juan Pablo Sánchez, endureció el tono porque, “las políticas educativas que se presentan en cada sexenio son ocurrencias, la reforma que presento Enrique Peña Nieto provocó un divorcio. Esta reforma se tradujo en despojo total de la nación. Se pretendió que las escuelas públicas se convirtieran en escuelas para pobres. Se tiene que arreglar primero la descomposición social. Promover una evaluación no punitiva. Vamos a reivindicar como agente primordial el trabajo del magisterio.”
Para, Luis Humberto Fernández, titular de la Autoridad Educativa en la Ciudad de México, adujo que la propuesta presidencial da inicio al debate “con el cual se le da sepultura a una reforma que no benefició a nadie. La reforma anterior tuvo dos grandes carencias: su presentación en sociedad fue dictarle un auto de formal prisión a la líder sindical, y fue una reforma que no consideró lo que somos, ni los que nos pertenece. Esto acabó con una premisa que nos hizo mucho daño: que los maestros no eran los buenos, si no sabemos que debemos aprender de ellos.”
Con la reforma, insistió se colocará al maestro como el eje educativo del sistema educativo del país. “Que la evaluación sea formativa y no punitiva. Se incluye el fortalecimiento de las escuelas de maestros. Cómo la educación va a ser un vehículo para matizar los problemas sociales. Va acompañada de políticas públicas, con jóvenes construyendo el futuro, la creación de cien universidades públicas.”
También, Pedro Corzo, investigador del Instituto de Educación Media Superior de la Ciudad de México, decreto que la propuesta presidencial marcará el fin de “la noche oscura de los 30 años del neoliberalismo.”
En su turno Julio César Moyao, representante de la sección 14 de la Ceteg, solicitó a los diputados debatir y analizar, para garantizar la educación pública en todos los rincones del país, eliminar la evaluación, respetar el escalafón y la antigüedad de los profesores, y la desaparición del INEE y formar un mecanismo de capacitación y profesionalización docente confiable que permita evaluar al maestro.
El secretario del sindicato de maestros del Estado de México, José Manuel Uribe consideró necesario la concurrencia activa de todos los actores del sector educativo. “Construir un proyecto educativo nacional, se traduce en una reglamentación secundaria. Regulación de las trayectorias profesionales de los maestros, que se dé impulso a un sistema de escalafón, fortalecimiento de las escuelas normales, dotar de certeza laboral a los egresados de las normales. Impulsar la movilidad. Revisión de planes de estudio, filosóficos. Que cada centro de educación disponga de infraestructura digna.”
En su participación, Jacob Hernández Corona, secretario General de Trabajadores para la Educación, señaló que los profesores “somos los únicos profesionistas que somos capaces de sacar del hoyo a nuestros hermanos.” Y Arturo Casado, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores Docentes del Conalep, refirió que la reforma educativa vigente “pareciera ser que se elaboró para educar hombres-máquinas. Entendemos que la educación va a formar a hombres y mujeres libres.
Rubén Núñez Ginés, ex secretario general Sección 22 de la CNTE, puso sobre la mesa el respaldo de la CNTE a la propuesta presidencial. “A pesar de las violaciones a nuestros derechos humanos y tratos crueles e inhumanos seguimos impulsando propuestas, que se construyen a partir de las necesidades y el contexto escolar comunitario. Seguimos considerando urgente la abrogación de la mal llamada reforma educativa de Enrique Peña Nieto. La educación debe considerarse un derecho humano, multicultural, pertinente en el contexto de la sociedad, reconocimiento de las escuelas comunitarias, planteamos que la formación de docentes tendrá que ser una carrera que ya está definida, y las normales van a seguir siendo semillero de maestros. ¡Educación primero al hijo del obrero, educación después al hijo del burgués!”, concluyó.

¡Compartir es demostrar interés!

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Designed by: Themes Gallery | Thanks to Free Premium WordPress Themes, Free WP Themes and