Noticias Diario Debate

Digital / Noticiero / Entrevistas / TV

Editorial Principal

Sin miedo al COVID; El Rebrote

La meta política del 2021

El “COVID19”, se ha convertido para muchos en solo una palabra, una sencilla palabra que ha dejado de impactar la vida social, más no la vida laboral; cientos de reuniones, se llevan a cabo con la más mínima o nula protocolización de salud, la mayor parte de la población en Tampico, Madero y Altamira, al andar en las calles ya no usa el cubre bocas, ya no usa gel, ya no se lava las manos, no toma su sana distancia; solo lo hacen para ingresar a los comercios que prohíben la entrada a toda persona que no siga las reglas.

La vida se lleva normal desde mediados del mes de agosto, la gente que se tuvo que enfermar ya se enfermó, la gente que no se enfermó ni cuenta se dio de ser portador asintomático. Escucho frases como “en noviembre el re-brote, para enero, para febrero…” la verdad es que será muy mínima la cantidad de contagios por rebrote, es muy poca la gente que en verdad sigue guardando con éxito el protocolo de salud al pie de la letra, muy mínima, y por eso, muy seguro lo digo ya que no me baso en ejemplos de otros países. En otros países del mundo aproximadamente el 91% de la gente cumplió protocolos de salud, en México dudo siquiera que el 35% de la población lo hayamos hecho con éxito.

Simplemente basta con acudir a las áreas verdes abiertas para darse cuenta, una vuelta en el coche un sábado por la noche entre colonias para ver reuniones en domicilios, una quincena en el centro de Tampico, nadie sigue los protocolos, salvo para entrar a los comercios.

𝗟𝗮 𝗺𝗲𝘁𝗮 𝗽𝗼𝗹í𝘁𝗶𝗰𝗮 del 2021 es la misma receta y el mismo sazón, derivado de la peor tragedia que azotó al mundo en la época moderna, empezando por el gobierno federal, que tiene un pozo sin fondo que neciamente quiere llenar para asegurar su puesto, estados peleando por recursos millonarios para no soltar el hueso, municipios en el abandono por diferencia de colores viviendo de milagro, empresarios en fracaso acercándose a la política y emprendedores renaciendo como el ave fénix.

Tal parece ser que la meta es seguir usando el “COVID19” como mera fuente de enganche, lavarse las manos ante la insensibilidad de políticos necios y torpes, vandalismo y saqueo que no denota nada más que un triste, pobre y decadente 2021, 2022 y 2023, siendo muy positivo en salir adelante. La vanidad es el peor enemigo que pudiéramos afrontar, quisiera estar desatinado en lo que expreso, ya que tendríamos más catástrofe económica de ser así. La vida es lo más valioso y nuestra salud vale oro, veremos de cerca cómo se comporta el mundo y la zona sur del estado ante la nueva normalidad, sobre todo aquí, que empezó hace casi dos meses.

¡Compartir es demostrar interés!

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *