Tamaulipas y Veracruz Diario Debate

Digital / Noticiero / Entrevistas / TV

Cd. Madero Recientes

El Desplome del “Presidentito”

El proceso electoral del próximo año ha puesto a los aspirantes a contender por un puesto de elección popular en la mira de los ciudadanos, algunos de ellos, como loa alcaldes, están buscando la reelección, tanto presidentes municipales como regidores, por lo que en este momento buscan incrementar su popularidad.
Pero muchos de los actores que buscarán continuar subsistiendo del presupuesto, tienen realmente que hacer meritos para alcanzar su meta, debido a que en el poco tiempo que han estado en el poder han dejado mucho que desear.
Un caso muy concreto es la administración de Ciudad Madero y específicamente hablando de la presidencia municipal que en este momento ostenta José Andrés Zorrilla Moreno, quien llegó a ocupar este cargo gracias al apoyo que la ciudadanía brindó a un proyecto de cambio comandado por el actual gobernador, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, pues para nadie es un secreto que Zorrilla Moreno venía de un sector como lo es el empresarial, el cual no le permitía tener una proyección política individual, solo de grupo a través del Consejo Empresarial Maderense.
Para muchos es sabido que Andrés Zorrilla Moreno era un total desconocido en la política, por lo que en las colonias maderenses no sabían de su existencia hasta que llegó a presentarse como candidato bajo las siglas del Partido Acción Nacional, del cual no es militante, ni simpatizante, siendo muy claro el actual alcalde de Madero, pues siempre dijo que su candidatura era ciudadana y no de un partido político.
Ahora, Zorrilla Moreno busca reelegirse pero en un panorama totalmente diferente a lo que enfrentó en el 2016, ya que en esta ocasión no tendrá la ayuda de un candidato fuerte como lo fue el actual gobernador de Tamaulipas.
Las cosas han cambiado e incluso el “rating” de quien se autodenomina la primera autoridad de Madero ha ido en descenso, pues ganó una elección con una popularidad elevada (en parte generada por el proyecto cabecista), pero esto conforme pasan los meses se ha perdido, originado por el mal trabajo y desempeño que ha tenido y tiene como autoridad municipal.
Como ya lo comentábamos, el ambiente político es muy distinto, pues Andrés Zorrilla enfrentó un PRI en decadencia, un PRD sin estructura, es decir, tuvo candidatos opositores a modo, lo que se conjuntó con una ola color azul, pero en el 2018 las cosas serán distintas, ya que se encontrará de frente con un tricolor que buscará no cometer los errores del pasado, así como una nueva fuerza política en crecimiento como lo es el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA).
Solo basta hacer recorridos por las colonias de Ciudad Madero para conocer la opinión ciudadana, la cual es muy contrastante a un año del proceso electoral anterior, debido a que en 2016 el actual presidente era bien recibido y se le mostraban las muestras de cariño, pero en 2017 en esos mismos sectores existe solo inconformidad y reclamos hacia las autoridades municipales.
Otra de las desventajas que enfrentará Andrés Zorrilla Moreno para buscar su reelección es que las bases del PAN que lo apoyaron en su anterior campaña, difícilmente lo harán en la siguiente, ¿El motivo?, muy sencillo, ¿Será capaz el alcalde maderense de solicitar apoyo de los militantes panistas que despidió del ayuntamiento por represalias políticas o un reajuste de personal?.
No creemos que el personal dado de baja vaya a apoyar el proyecto de reelección de su verdugo laboral.
Si tomamos en cuenta que el proyecto encabezado por Andrés Manuel López Obrador, está creciendo a pasos agigantados de manera diaria, es difícil considerar que se pueda lograr una reelección, ya que la decepción ciudadana jugará un papel fundamental en el desarrollo del proceso electoral venidero.
Morena se ha posicionado de tal forma que ha creado estructura desde las raíces del municipio, es decir desde las colonias, y esto ha fortalecido un partido que a pesar de ser prácticamente nuevo, ofrece una visión innovadora y diferente al electorado.
Debido a este crecimiento que nos referimos, los golpes bajos son de esperarse, como lo ocurrido la mañana del miércoles en la presidencia municipal de Madero con la protesta contra el regidor de este instituto político, Andrés Ponce Salazar, quien trae bien puesta la camisa de Morena y esto le ha generado algunos señalamientos desde el interior de la administración.
Por ello no se puede descartar que el movimiento en contra del edil haya sido orquestado por gente al interior del ayuntamiento, debido a que los dos “inconformes”, Gerónimo Pérez y José Peñaloza se les ha visto dialogando con algunos personajes del círculo cercano del presidente municipal Andrés Zorrilla.
Además que uno de ellos, como lo es José Peñaloza, es simpatizante del ex diputado local priista, Erasno González Robledo, quien ahora busca ser coordinador municipal de Morena.
Trascendió que incluso el ex legislador tricolor ha sostenido diálogo directo con el alcalde, esto con el apoyo y acercamiento de quien fuera su padrino político por mucho tiempo como lo es Guadalupe Gonzalez Galván.
Esto vislumbra un panorama difícil para el actual alcalde maderense, por lo que se ve muy difícil lograr alcanzar su ansiada ambición, como lo es quedarse por tres años más en el poder y seguirse sintiendo el “Virrey” de Ciudad Madero.
Lo que no se puede dejar de lado, es que la popularidad del llamado “Presidentito”, (alias Andrés Zorrilla) ha caído tanto, que si la elección fuera este día, el actual alcalde de Madero y su soñada reelección estarían, (utilizando términos beisboleros), “STRIKE OUT”.

¡Compartir es demostrar interés!

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *