Tamaulipas y Veracruz Diario Debate

Digital / Noticiero / Entrevistas / TV

Cd. Madero Recientes

El Ambicioso Alcalde de Madero

La voracidad del presidente municipal de Ciudad Madero, José Andrés Zorilla Moreno y de sus más cercanos colaboradores, provoca que la presente administración implemente acciones que trasgreden la ley y los derechos de empresarios transportistas.
El ayuntamiento de Madero decidió establecer de manera arbitraria, una disposición municipal que pone en riesgo el abasto de turbosina y de otros combustibles, no solo en el sur de Tamaulipas, sino en otras ciudades del país, como en el caso de los aeropuertos de Monterrey, Guadalajara, entre algunos más del Pacífico Mexicano.
Desde el pasado 15 de enero, la dirección municipal de protección civil que encabeza Miguel Angel Valdéz Reyes, apoyado por personal de la dirección de tránsito y vialidad, así como de la secretaría del ayuntamiento, implementaron los operativos para impedir el tránsito de autotanques y camiones doble remolque que no cuenten con un permiso otorgado por el municipio y lo cual fue autorizado por el cabildo de esta ciudad en la Ley de Ingresos del municipio, lo que representa para los transportistas un pago de más de 100 mil pesos por semestre.
Esta acción perjudica a los autotanques al servicio de Petróleos Mexicanos encargados de distribuir combustibles provenientes de la refinería Francisco I. Madero, de esta ciudad.
En esta región operan aproximadamente 280 camiones doble tanque, que transportan turbosina, diésel o gasolina para abastecer de combustible a los aeropuertos de Monterrey, Guadalajara y Torreón, así como para estaciones de servicio en Aguascalientes, Zacatecas, Ciudad Victoria, San Luis Potosí, Ciudad Valles y El Mante.
Basándonos en la ley, existen algunas situaciones que se pueden considerar como irregulares, como por ejemplo, la verificación de los vehículos que transportan hidrocarburos, de acuerdo a los articulo 41 y 50 del Reglamento para el Transporte Terrestre de Materiales y Residuos Peligrosos y a la NOM-002-SCT-2011, le corresponde exclusivamente a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, pero pese a ello, se aprobó una Ley de Ingresos en el estado que da margen para que los municipios ejerzan esa función.
El Congreso de la Unión dispuso que tratándose de materiales y residuos peligrosos, serán dependencias federales a quienes les corresponda la regulación de dicha materia, tal y como lo dispone el artículo 150 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Medio Ambiente, por lo que los actos del Congreso Estatal de Tamaulipas al expedir la Ley de Ingresos que contiene el artículo 38 apartado D Fracción II, así como los actos de las autoridades de Protección Civil Municipal, son inconstitucionales, de acuerdo con argumentos emitidos por especialistas.
Empresarios transportistas de la zona, iniciaron acciones legales, interponiendo juicios de amparo en contra de la nueva disposición, ya que estiman que estos operativos son anticonstitucionales y sólo tienen fines recaudatorios por parte del municipio de Ciudad Madero.
Pero las cosas anómalas y voraces de la actual administración maderense que encabeza Andrés Zorrilla Moreno, no concluyen ahí, recordemos que mucho se habla de las acciones que se han cometido contra muchos ciudadanos, entre ellos proveedores, algunos de los cuales denunciaron públicamente el hecho que no se les pagaban los adeudos que se tenían con ellos, ya que la condicionante para finiquitarles sus facturas, era dar “un moche” del 40 por ciento del total de la deuda, algo que a todas luces es un abuso y hasta una probable extorsión hacia los empresarios de la zona.
La ambición de Andrés Zorrilla Moreno es tan grande, que no le importa pisotear la ley, una prueba de ello es el hecho de los más de 250 trabajadores que despidió en diciembre de la administración y a quienes no les pagó sus prestaciones de fin de año, ni sus finiquitos, violentando con ello la Ley Federal del Trabajo.
La implementación del cobro a los establecimientos comerciales por parte también de protección civil, fue un duro impacto provocado para este sector por parte de la administración que encabeza Zorrilla Moreno, quien a través de las distintas secretarías y direcciones del municipio pretenden obtener beneficios económicos que nunca son justificados, en pocas palabras, no tienen llevadera los funcionarios de Madero.
La administración municipal 2016-2018 de Ciudad Madero se ha caracterizado por ser totalmente inestable, no solo financiera, sino administrativamente hablando, por el maltrato hacia los empleados, tratándolos como si fueran esclavos, además de conductas de soberbia por parte del alcalde, Andrés Zorrilla Moreno y de sus consentidos, quienes tienen manos libres para realizar acciones que les generen ganancias para sus bolsillos, porque la realidad es que en materia de mejoramiento de la ciudad, no hay nada, muestra de ello es que no se ha realizado ni una sola obra con recursos municipales, solo con presupuesto estatal o federal, mientras que Andrés Zorrilla se ha dedicado al “bloff”, a crearse a través de sus colaboradores de una imagen que no representa la realidad de lo que ocurre en Madero.

¡Compartir es demostrar interés!

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *