Noticias Diario Debate

Digital / Noticiero / Entrevistas / TV

Altamira

Demandan a colegio particular en Altamira por negarle educación a menor con síndrome de Asperger

Por negarle la reinscripción a un alumno de nueve años con síndrome de Asperger, fue demandado el Colegio Boston de Altamira, al considerar que esta cometiendo actos de discriminación y segregación.
El abogado Jesús Hernández Martínez indicó que el pequeño fue diagnosticado tras un estudio que les solicitó el plantel y que debido al síndrome que presentaba, en el colegio le pidieron a los padres que contrataran una maestra sombra para que junto con la titular de grupo estuviera al pendiente de la educación de su hijo en el salón de clases.
El menor cursos sus estudios de preescolar sin menor problema e ingreso a la primaria, pero debido a la pesada carga económica de los padres, al tener que pagar la colegiatura de su otra hija, se vieron en la necesidad de despedir a la maestra sombra, por lo que pronto comenzaron los llamados a dirección por la conducta del menor.
Indicó que cuando pretendieron reinscribir al menor a cuarto grado de primaria, ya venían batallando por el rechazo a su hijo no sólo por la psicóloga, sino ya también por la directora que exigían contrataran a una maestra sombra o en su defecto inscribirán al menor es una escuela especial.
“En tercero de primaria comenzó a tener cambios de comportamiento el niño y empezaron a percibir que existía algún tipo de rechazo hacia el menor, le sugerían cambiarlo de institución educativa en la cual tuviera educación especial o que contratará maestra sombra, pues para ellos su hijo se estaba convirtiendo en un problema”.
Al llegar el periodo de inscripción, les dijeron que esta iba a estar sujeta a una evaluación para ver si cumplía con el perfil de un niño egresado del colegio Boston de Altamira.
“Al menor no le permitieron la reinscripción, entonces se presentó una demanda de amparo ante un juez federal, en contra de varias autoridades que tienen relación con el tema como lo es la Secretaria de salud, educación pública y de bienestar social federal y estatal, así como contra el Crede de Altamira, la supervisón zona escolar 135, sector 31 de Altamira y del colegio Boston de Altamira”.
Hernández Martínez dijo que en la demanda de amparo que se interpuso se reclama la omisión de controles y protocolos tendientes a garantizar al menor una educación basada en criterios de inclusión, partiendo de que la educación debe ser igual para todos y no se debe segregar a un menor para que estudie en un lugar especial”.

¡Compartir es demostrar interés!

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *